Carla Lanfranconi es cordobesa, tiene 27 años y muchas pilas para emprender. Este verano se cumplirá un año del lanzamiento de su marca, la cual tiene dos resaltes: ofrece solamente pijamas y esos pijamas son “usables” hasta para salir a buscar el pan. Conocé Uncanny Pijamas y la historia de su creadora.

“Vestite para dormir es el slogan de la marca, como forma de darle importancia a ese momento”.

¿Siempre fuiste “medio fan” de los pijamas?
¡Cero! No le daba ninguna importancia a los pijamas, en parte porque no conseguía diseños que me parecieran lindos. Siempre terminaba usando pijamas viejos o la remera de mi ex (risas).

¿Cómo llegaste entonces a enamorarte de esa pieza?

En un viaje, donde descubrí la importancia de usar pijamas lindos. La convivencia en hostels y hospedajes me generó la necesidad de salir a comprarme alguno “como la gente”.

¿Qué materiales usás?

Trabajo principalmente con algodón y modal. En verano voy más por el satén y la gasa.

¿La producción de las prendas y las estampas son propias?
No soy diseñadora pero hago todo el proceso, es un emprendimiento personal y por ahora muy pequeño. Trabajo sí con profesionales para la moldería y la costura. Las telas, con esas estampas divinas, las compro en Buenos Aires pero la idea es empezar a hacer mis propios diseños.


Estás por cumplir un año, con dos colecciones presentadas, ¿tuviste algún “batacazo”?
El modelo Paris es el que más se vendió. La tela con besos es la que más gustó al punto que tuve que reponer los pijamas. Mi primera temporada de verano hice 150 pijamas y me quedaron solamente 15, ¡súper bien!

“Apunto a un público joven-adulto”, explica Carla.

¿Qué diferencia tu marca de las otras?
Trato de acentuar en que el pijamas es algo que podés usar más allá de la cama. Podés recibir un delivery o ir a la esquina al kiosco. La idea de confort es lo que más está presente.

¿Cuánto cuestan las piezas?
Los modelos de invierno van entre $600 y $900. En breve lanzamos la temporada de verano y seguramente tendremos algunas promociones.

Si te gustaron los pijamas, podés seguir la marca en Instagram y comprar online desde su página web.

¿Qué opinas?