Hablar con Laura Cavallo no sólo confirma que el emprendedurismo puede desarrollarse en paralelo con la maternidad, sino que demuestra cómo puede ser consecuencia de esa nueva realidad. Ella, mamá primeriza de Valentina, siempre tuvo las ganas de hacer algo independiente pero nunca lo iniciaba. El catalizador fue una de las tantas noches sin dormir (como le sucede a casi todas las madres) en la que le dio forma a una marca que más tarde emprendió junto a su hermana Carolina -otra mujer inquieta-. Así comenzó la historia de Happy Life, la firma cordobesa de indumentaria para bebés que invita a otras mujeres a animarse. Para meternos en el relato completo, hablamos con Laura.

“Ejecutar una idea, aunque sea buenísima, cuesta. Es bueno animarse y poner los proyectos en marcha”, asegura Laura Cavallo.

¿Cómo empezaron a producir?
Empezamos de cero, sin saber nada del rubro, solamente éramos apasionadas por la moda. Vimos necesidades en el mercado e hicimos 40 bandanas y 40 porta-chupetes. En realidad nos inspiramos mucho en prendas que nos gustaban de otros países y que no llegan al país. Tras pensar “por qué no hacerlos en Córdoba”, empezamos a coser.

¿Ustedes sabían coser y diseñar indumentaria?
¡No! Yo estudié gestión empresarial y mi hermana administración de empresas. Mi suegra tenía experiencia y nos ayudó con tips. Hicimos los diseños y empezamos. Hoy contamos con dos talleres, nuevos diseños y más producción.

Hablaste de tu suegra, ¿cuánto colaboraron los familiares en este proyecto?
Todos nos ayudaron y ayudan muchísimo. Desde armar las cajas y promocionarnos, hasta ayudar administrativamente o cuidar a mi hija para poder viajar. Sin el apoyo de la familia no hubiésemos podido avanzar. Imaginate que la primera producción fue hecha en unas vacaciones con mi hija Valentina como modelo, ¡todos son parte de Happy Life!

¿Podrías definir qué tipo de indumentaria para bebés hacen?
Hacemos ropa para uso diario, canchera y con todo el look haciendo juego. Lo que ve la gente es que, si bien producimos conjuntos simples, todos tienen mucho diseño. Nos sorprende que incluso hay fanatismo por parte de algunas mamás que se enamoran de la marca.

“Si deseás algo con muchas ganas lo vas a lograr”, refuerza Laura.

¿Qué ventajas y desventajas tiene  trabajar con tu hermana?
Lo mejor es la confianza, que nos decimos todo a la cara y nos complementamos muy bien. La clara desventaja es que hablamos las 24 horas de nuestra marca. Antes salíamos a tomar algo y hablábamos de otros temas pero hoy sólo es Happy Life (risas).

¿Qué creés que tienen las mujeres como vos, que emprenden y se animan?
La perseverancia es fundamental pero sobre todo la mente positiva: creer para crear. Si deseás algo con muchas ganas lo vas a lograr. Creo que todas las emprendedoras tenemos esa característica. No caer a la primera que salga mal sino aprender y empezar de nuevo.

“Con la maternidad la vida te cambia, el tiempo y el cuerpo también; lo importante es administrar nuestras energías y pensar en positivo”, dice Laura.


Lo que viene

  • Buzos con frisa, con estampados propios (serigrafía) y diseños personalizados.
  • Una nueva producción con un mensaje de la integración.

Si te gustó la historia, podés conocer más de la marca a través de su cuenta en Facebook o acercarte al showroom ubicado en la calle Critobal Leguilar 1793 (barrio Alberdi) en Córdoba. Recordá que cuentan con 25 revendendoras y venta online (desde Face) con entega a todo el país.

¿Qué opinas?