Coty Ruiz es cordobesa, joven, emprendedora y diseñadora de indumentaria. Tiene propia firma de trajes de baño (Crimée) pero llamó la atención de todos con su faceta “de bares”. Es que esta morocha creativa hace delantales con diseño para locales de comida, bares y restó. Hablamos con ella y nos metemos en el universo de Bacco, delantales de autor.

“Busco calidad en las piezas pero sobre todo utilidad. Diseño delantales que ayudan a quienes las usan”.

 

Delantal personalizado!!

Una publicación compartida de BACCO Delantales de Autor (@delantalesdeautor) el21 de Mar de 2017 a la(s) 1:17 PDT


Comencemos por el inicio: ¿cómo surgió la idea de “hacer delantales”?
En realidad todo empezó por mi trabajo como mesera en un bar de Güemes. Estaba haciendo mi tesis en diseño de indumentaria y los dueños del lugar me pidieron que haga los delantales de otro de sus bares. Eso gustó y aparecieron marcas que sumaron pedidos. Si bien a todos les gustaba el resultado, funcionó bien el "boca en boca".

¿Qué te distingue?
Lo principal es que diseño una propuesta distinta para cada cliente; todo es personalizado. No copio diseños de otros ni míos hechos antes. Armo una propuesta específica para cada marca, restaurante, bar o restó.

¿Cuánto te sumó haber ejercido el oficio de camarera en un bar?
¡Muchísimo! Ya conozco el ambiente y comprendo qué debo tener en cuenta. Datos como el nivel de rotación de los mozos o el uso de los bolsillos para cada cosa sumaron mucho en el resultado de mis diseños. Pienso qué hace la persona que va a usar mi indumentaria: no es lo mismo un delantal para bartender que otro para camarera.


¿Cómo le agregás diseño a delantales que son para trabajo?
La realidad es que me inspiro en los locales, cada lugar dice algo. Por eso me gusta ir al lugar, conocer la gente, ver fotos o renders si están en otra ciudad. Siento que son referencias para diseñar. En base a eso busco comunicar con accesorios o detalles útiles –como un gancho para repasador- para darle identidad a quienes trabajan allí.

¿Usás cualquier textil o proceso de terminado?
Puedo usar cualquier material pero mi límite es la comodidad para quien trabaja. Si están ocho horas laburando, el delantal no debe ser caluroso ni duro; trato que la indumentaria que fabrico no convierta ese trabajo en una tortura. En cuanto a los procesos, uso de todo: bordado, serigrafiado o intervenciones; cada local pide lo que le gusta.

¿Qué modelo sentís que gustó más?
A mi me gustan todos (risas) pero el negro de Pan plano –que es súper simple- es el que gustó. Sobre todo por el bolsillo volado al costado del delantal que le sumó distinción.

¿Cuánto cuesta, en promedio, cada delantal?
Trabajo por pedidos, pero el costo mínimo es de $300, que podrá ser más o menos acorde a la cantidad que deba fabricar, la calidad de los materiales y la cantidad de detalles.

¿Te gusta hacer delantales?
¡Sí, me encanta! Igualmente nunca imaginé que iba a hacer esto.

 

Delantales largos para los chefs y cortos para los camareros @hoppers_brewpub

Una publicación compartida de BACCO Delantales de Autor (@delantalesdeautor) el29 de Mar de 2017 a la(s) 12:06 PDT


¡Atención!

Coty está trabajando en una línea de delantales para comprar o regalar por unidad. Lo mejor es que hará diseños específicos para cuatro rubros: jardín, parrilla, niños y cocina. ¡No te pierdas el lanzamiento que será este mes! Si querés enterarte de las novedades de la marca y hacer pedidos, comunícate a través de Instagram o Facebook.

¿Qué opinas?