Quienes no hayan visto la película Desayuno con diamantes, tendrán varias razones para buscarla y luego mirar con la firme intención de estar en ese lugar. Hablamos de una obra que conjuga la belleza, el glamour y la actuación en las cuotas perfectas.

¿Te imaginás desayunando en esa joyería Tiffany, como hubiese querido hacer Audrey Hepburn? Ahora podés lograrlo, ya que la emblemática firma de joyas estrenó un café en su icónica tienda en la 5th Avenida de Nueva York, a pocas cuadras del Central Park.


Seguramente cuentan con la opción del desayuno con croissant, pero lo que falta desde ahora es la idea del deseo incumplido: el café permite desayunar entre diamantes en la tienda que colinda con la TrumpTower. Se llama The Blue Box Café y está situado en la cuarta planta, decorado con el tono azulino de la firma.

"Es la ventana hacia la nueva Tiffany", explica Reed Krakoff, director artístico.

¿Es un experimento para atraer clientes? En principios se considera una interesante estrategia de marketing, en la que Tiffany intenta recordar la importancia o el placer de tener una linda joya, admirando cada pieza mientras convives a partir de un desayuno.

El menú incluye café o té, un croissant con Nutella, mantequilla de miel y mermelada, frutas de temporada, huevos trufados, gofres y salmón ahumado. ¿Cuánto cuesta? Desayuno 29 dólares y al almuerzo, 39 dólares. La selección de dulces y tés cuesta 49 dólares y la oferta cambiará con cada temporada -con opciones para veganos-.

Este proyecto es el primero de Reed Krakoff desde que se desempeña como director de la firma. "El nuevo espacio busca crear una experiencia moderna de lujo", dice Krakoff, consciente de que Tiffany es un estilo de vida.

¿Qué opinas?