Ernestina Pais pasó por muchos lados, pero si cerramos los ojos la imaginamos riendose a boca abierta en Mañana Informales. Hoy, tiene su propio emprendimiento (un restaurante llamado Milion, ubicado en Recoleta), se dedica al teatro y sigue relacionada con los medios. El año pasado fue parte de Showmatch, arrancó el 2017 de novia con un abogado de 28 años e incluso cruzó los Andes a caballo. Vida intensa la de esta mujer con la cual pudimos hablar de todo, mientras caminaba por su barrio al que describe como "repleto de buenas personas". 

"Mi vieja se quedó sola con dos pendejas desde muy joven y siempre se reía del dolor. Fue una manera de decir -ok, entiendo lo que pasa pero lo prefiero vivirlo así”.


Empecemos por Showmatch, ¿cómo la pasaste el año pasado?
¡Me encantó, me pareció maravilloso! Bailo desde chica por eso no hice papelones, me gusta y soy hija de una bailarina. Igualmente, tengo la noción de mi edad y por eso me fui en el reggaetón, porque de un “perreo” no se vuelve (risas). Fui muy respetada por el show y siempre tuve claro que ii uno propone algo copado, la gente toma.

Ahora estás haciendo teatro, con una obra de humor, canto y baile, que se está por presentar en Córdoba, ¿eso te recuerda tu paso por Carlos Paz?
Para mí Córdoba es un lugar muy especial y querido. En Carlos Paz no solamente me animé a actuar con José María Muscari sino también a soportar una temporada luego de mis ataques de pánico. Fue allí el primer lugar donde trabajé luego de esos episodios.

Episodios que enfrentaste y superaste, ¿tuvieron que ver con un hartazgo?
Tuvieron que ver con el pánico. Cuando estás en lugares demasiado hostiles, y forzás la máquina todo el tiempo, después de años de pensar que podías superar todo sin hacerle chapa y pintura al auto suceden ese tipo de cosas. Después de los ataques, comencé a animarme a todo porque volví a tener mi propio “yo” y me di cuenta a qué cosas darle importancia.

Usás una metáfora fierrera, ¿cómo te llevás con los autos? ¿Manejás bien?
Manejo súper bien. Mis amigos me cargan porque siempre chocaba y decía que la culpa era del otro, ¡pero era cierto! (risas).

"Después de los ataques de pánico, comencé a animarme a todo porque volví a tener mi propio Yo y me di cuenta a qué cosas darle importancia"


En la obras hablan de la etapa de la Menopausia femenina, ¿hablás de esos temas con tus amigas o las mujeres que te rodean?
No es tema para mí. Soy muy chica para la edad que tengo.

¿Qué significa eso?
Que miro la vida con ojos de niño. La realidad es que para hacer humor uno mantiene el niño siempre, tanto para actuar como para conducir. No tengo que perder la curiosidad, la capacidad de asombro o la diversión. Sino pensá en Jorge Guinzburg que era un niño grande y eso significaba un valor enorme.

¿Aplicás esa actitud en la vida?
Siempre; tengo la capacidad de reírme de las cosas. Pero es algo heredado: mi vieja se quedó sola con dos pendejas desde muy joven y siempre se reía del dolor. Fue una manera de decir “ok, entiendo lo que pasa pero prefiero vivirlo así”.

Estás saliendo con un abogado de 28 años, ¿cómo va eso?
Estoy choca. Además, imagínate que me acompañó a cruzar los Andes a caballo a muy pocos días de empezar a salir, ¡lo que hacen algunos! (risas). Fue muy divertido e incluso una prueba.

¿Cómo fue ese cruce?
Fue increíble. Viajé cinco días a caballo en un cruce organizado por el gobierno de San Juan, y bajo la guía de Pancho Marques que estaba muy comprometido con la causa (él falleció hace muy poco). Más allá de los cuidados y que todo está perfectamente organizado, es bueno saber que todos nos convertimos en mejores personas al bajar de los Andes.

Volviendo a tu pareja, ¿pensás en tener más hijos?
No descarto ser mamá de nuevo. Creo que ser mamá es lo importante en mi vida y deseo tener otro hijo más allá de mi pareja. No quiero ser una mamá-abuela asique no será a los 60 años pero no lo descarto. Inclusive tengo presente la posibilidad de la adopción. Los niños me encantan por eso laburo hace muchos años con Unicef.

"Creo que ser mamá es lo importante en mi vida y deseo tener otro hijo más allá de mi pareja. No quiero ser una mamá-abuela asique no será a los 60 años pero no lo descarto".



Podés ver a Ernestina en la obra Menopausia, 5 Y 6 de agosto en el Salón de actos de la UNC. ¿Su personaje en la obra? Entre cantos y bailes, Pais habla de su relación con la pareja. Ella (como el resto de las mujeres en escena) buscan resolver sus búsquedas y deseos luego de los 40 años, pensando en una mujer que tiene media vida por delante. Es para toda la familia y, según dice Pais, “los hijos adolescentes se van a reír mucho, no es sólo para mujeres o parejas”.

¿Qué opinas?