Es casi medianoche y Facundo sigue saludando gente. La obra terminó a las 23:00 pero todo continúa a la salida del teatro, con charlas entre desconocidos y fotos con espectadores. Ya más calmo (o menos solicitado) el actor tiene unos minutos para hablar con Musa Argentina. Resulta que la función fue tan especial que todo era permeable a teñirse por ese ambiente de emociones revueltas. “Fue una función mágica”, dijo Facundo y con eso empezamos.

¿Por qué tanta emoción? ¿Qué hay detrás de esta fecha a beneficio?
Esta era una fecha muy especial. Dos organizaciones civiles que dan una mano a mucha gente, toda la producción de la obra, quienes laburan en el teatro y demás han trabajado mucho para poder colaborar. Estas son cosas que le dan sentido a mi oficio.

¿Cómo se conectaron las asociaciones con vos?
Adriana Tagle y el negro Terán son quienes más conozco, fueron a comer a casa de mis padres y allí nos contaron que en verano se complicaba mucho ayudar porque mermaba la actividad. Allí mi padre me dijo que deberíamos hacer algo y yo solamente podía hacer esto, En el aire. Tras eso, Terán me escribió una carta muy linda y vine acá por mi padre. Él murió hace pocos días y por eso fue todo tan emotivo. Estaba lleno de parientes míos, gente de la que mi viejo me habló durante toda la vida. Hacer esta función fue un abrazo de mi viejo.

Fue más foto tuya que del público…
Exacto. Fue un abrazo gigante de mi viejo. Estoy re contento y súper orgulloso.

¿Qué lugar ocupa la obra en vos?
La obra es hermosa y realmente funcionó en mi vida como un respiro. Hoy poder tomar aire, como en la obra, es vida.

¿Qué otras cosas te ayudan a tomar aire?
Volver a casa, ver mis hijos y mi mujer, saber que he tenido la suerte de armar una familia hermosa y que están todos bien.

¿Le contás esto que se vive en el teatro a tus hijos?
Sí, cada día. Han visto la obra. Ellos disfrutan el teatro porque son hijos de artistas. Conocen el detrás de escena, los apagones, los micrófonos, las luces. Se crían así. Lo mismo con el saxo y la música. Van a hacer su vida y van a ser lo que quieran; quienes ellos traigan a la mesa serán recibidos con un regio asado.

¿Sos un papá libre?
En realidad es parte del avance del mundo. Antes esa libertad no existía tanto, era algo instalado. Padres como los de ayer se han puesto alas de madera para tratar de volar a la altura de sus hijos; los padres de hoy nacemos con alas más livianas para hacerlo naturalmente. Imagínate el orgullo que sería para mi viejo ver que con mi saxo se puede ayudar a tanta gente, sobre todo con lo que él me apoyó.

¿Lo llorás a tu papá?
A mi papá lo lloro con dulzura, que no es lo mismo que llorar amargamente.


En el aire

Esta obra, escrita y dirigida por Manuel González Gil, tiene la certeza del público: el que fue a verla la recomienda. Quedan solamente tres funciones en Córdoba capital (17, 18 y 19 de febrero en Pabellón Argentina) y en marzo harán una mini gira por Arrecifes y Carmen de Areco. Lo próximo de Facundo será la obra Los Puentes de Madison, acompañado por Araceli González, sin fecha de estreno.

¿Qué opinas?