El extraño de pelo largo que entró en el rock allá por 1990, es hoy menos castaño y mucho más conocido; y eso lo convierte a Iván Noble en un artista que no se pone en duda.

Antes de su próxima presentación en Córdoba, hablamos con el artista acerca de su vida, su mirada de la música y lo que ve hoy de aquel frontman de Caballeros de la Quema.

"Salgo a la calle de jean y zapatillas. No me lookeo diferente para el afuera".

¿Cuál es tu relación con Córdoba?
Tengo una relación muy larga y muy querida porque después de Buenos Aires es el lugar donde más canté. Es mi segundo espacio musical.

¿Tenés “espacios musicales” donde tu oficio fluye mejor?
En mi casa tengo una habitación transformada en estudio de grabación y sala donde tengo mis papeles. Suelo encerrarme en los momentos en que algo está por salir a flote, pero también sé que una canción puede venir en cualquier momento.

¿Tu vida cómo es, más cercana o más lejana al rockstar?
Tengo una vida muy mundana: llevo a mi hijo al colegio, voy al almacén, no tengo asistentes personales y si quiero un kilo de mandarinas lo compro yo mismo.

Estás con los pies en la tierra…
Cualquier otra cosa que no sea estar con los pies en la tierra me parece un error. La cordura es un capital que uno tiene que tener todo el tiempo. Los que pierden ese sentido es porque no tienen un amigo o pariente que les hablen.

¿En tu caso fue algo natural o necesitaste que te digan “te estás separando de la realidad”?
Vengo de una familia de clase media, con ningún integrante en el espectáculo; de hecho yo llegué casi de casualidad. Eso significa que nunca tuve un entorno blindado y mis amigos son los mismos de toda la vida.

¿Qué pasa con tu hijo que sí es parte de una familia de artistas muy conocidos?
Con nuestro hijo, tanto Julieta (Ortega) como yo tenemos una crianza muy normal. Tratamos de dejar en claro que la fama no significa nada, además hoy cualquiera es famoso (risas). La fama sólo sirve cuando lo usás para algo importante. Mi hijo está por cumplir 12 años y no lo veo cerca de tener actitudes egoístas o figuración con respecto a eso. Tanto la mamá como yo no mostramos eso.

No se manejan en formato "famosos"...
¡Para nada! Yo salgo a la calle de jean y zapatillas. No me lookeo diferente para el afuera.

¿Por qué pensás que sucede lo opuesto en otros casos de famosos?
Supongo que porque hay una sobreactuación de eso en Argentina. Si te ponés a pensar, en nuestro país solamente cuatro o cinco personas realmente no pueden salir a la calle. Las demás se prestan a un show.

 

Una publicación compartida de Ivan Noble (@ivanoble) el18 de Jun de 2017 a la(s) 7:50 PDT


El Noble artista

Tu último disco irrumpió fuertemente con el arte de tapa, ¿cómo lo trabajaron?
En el arte de tapa de discos o fotos de prensa delego mucho. Me rodeo de gente en la cual confío. La tapa desnuda me daba un poco de pudor, y de hecho estaba pensada para la contratapa. Finalmente me convencieron y salió así.



¿Tiene algún significado especial esa pose de “bebé”?
El sentido es que “Perdido por perdido” te confirma que en esa situación no queda otra que abrazarse a vos mismo.

¿El disco tiene alguna definición musical?
Es un disco de canciones, tiene algo de trovadora o lo que los norteamericanos llaman folk rock. Son las aguas en las que me siento más cómodo.

¿Tu corte de pelo respondió a esa nueva comodidad?
En realidad hubo un momento en que dije “este muchacho tal vez debería tratar de dejar de parecerse a Bon Jovi” (risas). Me fui me adecuando a las estéticas de cada tiempo.

¿Cómo te manejás con la ropa de los shows?
Antes de salir de gira me reúno con una persona que me recomienda determianda ropa y luego la voy usando. No tengo asistentes ni nada de eso. Lo manejo yo.

La invitación

Iván Noble estará presentándose en Córdoba, con el show Al fin solos, planteado como la presentación de sus mejores canciones llevadas a la mínima expresión musical: guitarra y voz. Una especie de café concert. “Es un show que me gusta cada vez más”, finaliza Noble. Viernes 6 de octubre, a las 21:30 en Studio Theater (Rosario de Santa fe 272).

¿Qué opinas?