El conocimiento acerca de conceptos como liderazgo puente, liderazgo consciente, inteligencia emocional, experimentación y diálogo en equipos, hizo que una especialista en trabajos de coach ontológico, inteligencia emocional y mindfullnes programe un congreso imperdible para ejercitar nuevas formas de coordinar personas.

Ella es Cristina Schwander, y su camino (que lleva años de profundización) se dirige hacia el autoconocimiento y la comprensión ampliada de los fenómenos sociales. Repasamos en esta charla las bases de supervivencia, pertenencia y motivación: tres palabras claves en la vida humana y claves en el nuevo concepto de liderazgo.

“Cualquier aprendizaje requiere disciplina”

¿Por dónde se comienzan a pensar las nuevas formas de liderazgo?
El cambio inicial al entender que toda organización es una red de conversaciones. A mayor coordinación y diálogo, mejores serán los resultados. Pero además vislumbrar que también es una red nerviosa emocional, que delimita las acciones determinadas por esas emociones. Se debe lograr armonía para encontrar el equilibrio.

¿Los líderes tienen que acompañar ese flujo?
Los líderes son agentes emocionales y promotores de diálogo, puede tener un enfoque de mando aunque no siempre lo use. El ideal es lograr equipos autodirigidos, con liderazgo rotativo.

¿En qué cambia, entonces, ser un líder femenino o masculino?
Todos tenemos energías femeninas y masculinas. Lo importante es el autoconocimiento (que no termina nunca) para comprender cada vez más rápido cómo gestionar nuestros aspectos positivos y negativos.

Empezar “de adentro hacia afuera”…
No hay cambio exterior sin conocimiento de uno mismo. Como dice un autor que me gusta citar: “Las emociones son las olas que dura menos de dos minutos. ¿Quién la mantiene más de ese tiempo? Los vientos de pensamiento”.

¿Y cómo se llega a la armonía?
Cualquier aprendizaje requiere disciplina. Se logra al permitir la existencia mutua a pesar de las diferencias. Respetar, divergir y ayudar.

¿En eso profundizás cuando hablas de enojos?
Exactamente. Existe un enojo que construye y otro que destruye: ambos remiten a una emoción que habla de limitantes. En realidad, las emociones no son buenas ni malas, porque un enojo que construye puede hablar de determinación, de límites o pedidos. La furia, la ira o el resentimiento, por su parte, es un enojo que destruye.

¿La humanidad va hacia la armonía?
Soy profesora de historia y considero que hay una historia que no está contada: la de la armonía. Si todo estuviera sucedido desde las guerras no estaríamos vivos. Los seres humanos estamos cableados para cooperar pero a nivel sistémico hemos contado otras cosas.

¿Existen personas que “ningunean” estos conceptos de armonía?
Cada vez son menos. La neurociencia ha venido a demostrar los beneficios de este tipo de búsqueda. Necesitamos sobrevivir y eso ha venido a dar vuelta la idea de que “los que hacemos ésto somos unos loquitos”.

“Los seres humanos estamos cableados para cooperar pero a nivel sistémico hemos contado otras cosas”.

¿Qué buscan generar con el congreso que se desarrollará el 31 de octubre en Córdoba?
La propuesta del congreso Armós es trabajar en la personalidad de cada uno, generar ideas, resolver preguntas y definir un camino de liderazgo consciente basado en el autoconocimiento. Es apto para mujeres y hombres, de cualquier edad.



Cada mujer tiene una diosa. Descubrí la tuya

Jean Shinoda Bolen es médica, psiquiatra, analista junguiana, escritora y conferencista. Estará en Córdoba para desarrollar un espacio de autoconocimiento basado en su libro Las diosas de cada mujer. Este trabajo, basado en estudios sobre mitología y los llamados arquetipos, permitirá a cada asistente reconocer qué diosa se encuentra activa en su personalidad, cambiando (o no) en cada situación de la vida. ¿Por qué algunas mujeres valoran más el trabajo que la familia? ¿Qué factores explican que otras decidan priorizar el amor o el arte? De eso hablará esta especialista estadounidense, describiendo patrones internos que, de ser profundizados, pueden ayudarnos a superar dicotomías restrictivas.
“Una mujer puede tener varias diosas activas, lo cual incluye momento con disposición de unas por sobre otras. Es importante reconocerlas para cambiarlas (si así lo deseamos) en función de las consecuencias que generan y el ideal que nos planteamos en la vida”, nos explica Cristina.   

7 diosas, 7 liderazgos

  • Artemisa: diosa guerrera, de la caza y de la luna que define una mujer autónoma.
  • Atenea: diosa de la sabiduría y de la artesanía que define una mujer más fría y pensante.
  • Deméter: diosa de las cosechas que define una mujer nutritiva.
  • Afrodita: diosa del amor y de la belleza que define una mujer creativa.
  • Hera: diosa del matrimonio  que define una mujer relacionada con la familia.
  • Perséfone: reina del mundo subterráneo que define una mujer profunda.
  • Hestia: diosa del hogar y de los templos que define una mujer paciente.


Esta especialista internacional, además de la esperada conferencia, dará un workshop de seis horas desarrollando una de las diosas de su tipología, llamada Artemisa. Info en inscripciones: www.armos.events.com.ar. En la web oficial del evento está disponible el programa y toda la información. Existen promociones por pronta inscripción.

¿Qué opinas?