Tres mujeres concentradas en ayudar a otras mujeres a verse y sentirse mejor, proponen repensar las combinaciones para potenciar la diversidad de cada una, con nuestras particularidades, empezando por conocerse y reconocerse. Ellas son Ana Ros, Caro Morales y Eliana Terbeck, quienes son parte de Beauty day value. Hablamos con Ana sobre colorimetría, compensaciones y distinción.

"Hay personas que haciéndoles el test les quedan bien todos los colores, a esto se suma que cuando las personas maduramos nos acercamos más a los dorados", dice la especialista consultada.

Hablemos de colorimetría

Las tonalidades de las personas se dividen en nombres que resignifican los cambios de estación. En base a identificar en qué gama de esos colores estamos, se puede definir qué nos quedan bien acorde a tu tono de piel. Son más de 25 colores por cada tonalidad y, saber eso, nos permite jugar con los colores y aplicarlos correctamente en los looks.

Como nos explica Ana, "las tonalidad de las personas llevan el nombre de las cuatro estaciones pero no tienen que ver con esos momento del año sino con las paletas definidas según los tipos de piel, color de cabello y ojos, etc". Lo que importa es que saber ésto influye en la efectividad de la ropa que usamos y si logramos o no resaltar la belleza de cada persona.

¿Cómo se hace el test? Las especialistas miden las tonalidades de las personas con telas de lamé plateadas y doradas (en cortes tipo pashminas) y, ubicándolas a la altura del cuello en forma horizontal y con cara lavada, saben si somos cálidos o fríos. "Luego de saber qué tonalidad de base tenemos, definimos el detalle de la colorimetría con cajas de telas con gama de colores de cada estación, y enseñamos a usar las paletas de pantone que nos beneficia a cada persona", nos dice Ros.

"Siempre podés usar colores que no son de tu colorimetría pero que te queden bien usándolo correctamente. Los colores negro, blanco, rojo y nude son básicos para las cuatro estaciones", nos explica Ana Ros.

Sobre las tonalidades

Dividimos las tonalidades en cálidas o frías: las cálidas son llamadas otoño y primavera, las frías son conocidas como invierno y verano.

  • Otoño. Se define por rasgos dorados o amarronados en las personas: pelos castaños, rubios dorados, rubias con test morena. Todo lo que tiene que ver con lo cobrizo. ¿Qué les sienta bien? Los colores intensos, los cobrizos, ladrillos o amarillos.
  • Primavera. Se tiene los mismos rasgos que el otoño pero suavizados: cabelleras castañas con piel más clara, o personas rubias con pecas. Son tonalidades cobrizas más lavadas o apagadas.
  • Invierno. Personas morochas con tez blanca. Muy marcadas las diferencias entre tonos de cabello y tonos de piel. Una referencia es pensar en Morticia Addams.
  • Verano. También son personas morochas con piel blanca pero menos marcada la distancia en las tonalidades. Pensemos en pieles blancas y cabellos muy rubios.

"Cuando pensás usar un color, podés hacerlo con gran éxito pero usando la tonalidad correcta: mientras la primavera usa un rojo tomate, el invierno irá por un rojo intenso, el otoño por uno mpas cercano al bordó y el verano uno bien vibrante", adelanta Ana. 

Ejemplos de famosas que son "cálidas y frías"

Juliana Awada: tiene tonalidad otoño
Gloria Carrá: tiene tonalidad verano
Emma Stone: tiene tonalidad primavera
Viviana Canosa cuando era pelirroja: tiene tonalidad invierno

¿Qué opinas?