La actriz Paula Kohan es socia de Celeste Cid en una marca de ropa que lleva sus nombres. Fue parte de novelas muy vistas (como Floricienta, Soy Luna y El elegido, donde ganó un Martín Fierro), de películas y obras de teatro con amplio registro dramático, y podría decirse que con su voz varias mujeres sacarían un disco. ¿Qué le gusta? Todo; pero el arte mejor expresado es el que lleva puesto, por eso hablamos de moda con esta chica it del espectáculo.

“Siempre pensamos qué queremos comunicar cuando nos vestimos”, segura Paula.



¿Cómo fue la sociedad con Celeste Cid y cómo nace la marca?
Con Celeste nos conocemos desde los 10 años; nos conocimos por una marca de ropa (que ya no existe) y pegamos mucho en sintonía. Pasado el tiempo nos reencontramos en la profesión y, por esas cosas de la vida, ella se mudó al mismo edificio en el que yo vivía.

¡Qué loco! Se alinearon los planetas…
¡Sí! Nos empezamos a juntar y, conversando, llegamos a la conclusión que las dos queríamos lo mismo: crear una marca de ropa. Empezamos a gestar la idea y se dio todo muy rápido.

¿Cómo pensaron la marca, en qué código de estilo la programaron?
Tratamos de consolidad los estilos de cada una. Yo tengo un estilo bastante net para vestirme, me gustan los colores simples y puros. A Celeste, por ejemplo, le gustan los bordados y los diseños con más impronta.

¿Lograron un equilibrio entre gustos tan disímiles?
Sí, y equilibramos tanto los dos gustos que a veces terminamos vestidas como se vestiría la otra (risas). ¡Nos mimetizamos mucho!

¿Para definir diseños y materiales cuentan con un equipo o lo hacen ustedes?
No somos diseñadoras pero nos apasiona la moda. Obviamente contamos con la colaboración de tres profesionales muy talentosas, con las que trabajamos en equipo. Entre todas logramos esa mezcla de deseos.

¿Existe algún estereotipo de mujer en la que se inspiraron?
En realidad nos inspiramos en nosotras mismas, hacemos lo que nos pondríamos. Igualmente, pensamos en una mujer auténtica, sincera, que sale a la calle queriendo sentirse única. La libertad, la feminidad y el estilo personal son parte del espíritu de nuestra marca.



¿Así sentís la moda, como un acto de libertad?
Para mí la moda es una forma de representarme. Una va cambiando sus estilos mientras pasa por distintos momentos en la vida. Lo que usamos expresa nuestra cabeza y nuestras emociones. Siempre pensamos qué queremos comunicar cuando nos vestimos.

¿Le das importancia a las tendencias?
He sido muy ecléctica con mis deseos, más allá de la moda. Me gustan las tendencias y las consumo pero tengo mi forma de vestirme. ¡Todos le damos un lugar a las tendencias! Cuando alguien dice “no me importa la moda”, y sale a la calle demostrando que no le interesa, quiere mostrar eso; son decisiones.

¿Entonces, te sumás a la lista de mujeres que tienen prendas fetiche?
¡Si! Tengo las mías (risas). Me gusta tener un buen jean azul o negro (ese que te queda divino), un lindo sombrero y un par de botas de cuero con taco cómodo. Además tengo mi color favorito: el azul.

 

Smile, it's FREE@kerastase_official

Una foto publicada por ᴘᴀᴜʟᴀ ᴋᴏʜᴀɴ (@paulakohan) el14 de Ene de 2017 a la(s) 7:38 PST



¿Quién es Paula Kohan?

“Soy una mujer con personalidad fuerte pero también muy sensible. Siempre fui detrás de mis objetivos y soy bastante expresiva; decir lo que pienso y siento me define”. Así se describe Paula, quien se anota en causas femeninas que la identifican: “Me lastima que nos maltraten; no se puede aceptar ni digerir. Hay que salir a decir y expresarse”.

Hablando de expresiones, ¿te gustan las redes sociales?
Creo que son una herramienta buenísima. Es un lugar para expresarse y para fomentar. Las uso más desde lo laboral y artístico, que desde lo personal. Me parece que la clave está en la interacción.

¿Le huis a contar intimidades?
Siempre. No soy de contar cosas íntimas, lo máximo que vas a ver es una foto con mi perro (risas).

“Decir lo que pienso y siento, me define”, dice la actriz.

Los infaltables de Kohan

  • Algo azul
  • Un vestido negro
  • Una remera básica con escote diferente
  • Un sombrero
  • Un jean que tenga buen calce
  • El libro Hua Hu Ching de Lao Tse

¿Qué opinas?