Paula Morales es la actriz que quiebra el clima de Casa Valentina, la obra de teatro que cuenta una historia verídica de travestismo en hombres heterosexuales. Ella, la mujer de uno de los protagonistas (Fabián Vena), se sumó al elenco tras acompañar a su pareja en el proceso previo: “Pasábamos letra juntos y hasta le presté los primeros tacos para que pruebe cómo usarlos”. Este es sólo el punto de encuentro –por su pronta presentación en Córdoba- para dialogar sobre otros tópicos: la maternidad en una familia ensamblada, su falta de interés por la política, su relación con la moda y la evasiva a los estereotipos.

 

Festejando una gran función y la magia de poder estar viajando y trabajando juntos #Montevideo #Uruguay #CasaValentina #TeatroMetro

Una publicación compartida de Paula Morales (@paumoralesok) el23 de Abr de 2017 a la(s) 10:49 PDT


Hace un tiempo que están de gira con Casa Valentina, ¿se traslada toda la familia o tus hijos quedan en Buenos Aires?

En algunas giras llevamos a Valentino con nosotros y otras no (refiriéndose a Fabián Vena, su pareja y compañero en la obra). Cuando tenemos cuatro días haciendo ruta o muchos destinos seguidos preferimos que se quede para mantener cierta rutina. Esos días los dejamos con los abuelos.

¿Cómo llevan el hecho de ser parte de una familia ensamblada?
Entre Fabián y yo tenemos 4 hijos, somos un montón. La familia ensamblada está súper naturalizada, como dice mi analista “somos muchas voluntades” pero nos acomodamos.

¿Y con la exposición reaccionan igual?
Mi hijo más grande está súper acostumbrado; tuvo momentos donde no le gustaba tanto pero comprende todo. El más chico no tiene mucha noción todavía pero lo toma natural.

 

Preparándonos juntas para la segunda #CasaValentina #GeorginayEleonora #MardelPlata #mdq #TeatroAtlas

Una publicación compartida de Paula Morales (@paumoralesok) el14 de Abr de 2017 a la(s) 6:49 PDT


Volviendo a la obra, ¿Fabián se banca los tacos?
¡Ya los maneja perfectos, hasta mejor que yo! Si bien se cansa, le duelen las plantas de los pies o las pantorrillas, camina con tacos altos y súper difíciles.

Qué loco compartir zapatos con tu marido… ¿fue una mini-venganza?
Recién ahora se dan cuenta de lo difícil que es caminar con tacos (risas). Igualmente –por suerte- no uso muchos zapatos altos porque soy muy alta. Mi onda va más por las zapatillas y el calzado cómodo.

 

Pasilleando entre camarines del Teatro Atlas #CasaValentina Ph: @boyolmi

Una publicación compartida de Paula Morales (@paumoralesok) el15 de Ene de 2017 a la(s) 4:06 PST


Hablando de onda y estilo, ¿seguís vinculada con el modelaje?
En realidad empecé haciendo publicidad, al tiempo que inicié mi trabajo en la tele con Los Roldán; entre trabajo de actriz y alguna conducción mantenía mi faceta de modelo. Nunca fui una profesional de alta costura, no lo busqué ni tuve el deseo de ser modelo.

¿Pero te gustan o interesan las tendencias?
Me gusta la moda pero me pongo lo que me queda bien. Siempre fui igual. Prefiero ir por un estilo casual, usar jeans, zapatillas, remeras, camisas... sólo me visto con detalle y producción para fechas especiales, como eventos o fiestas.

¿Y qué te parece la moda como supuesto determinante de estereotipos?
Nunca sufrí los estereotipos. Nunca me pidieron que adelgace ni que cambie algo de mi cuerpo. Si una marca quiere mi imagen me llamará así, como soy.



Otra etapa muy expuesta tuya fue la del Bailando por un sueño, ¿volverías a participar?
No sé si volvería porque estoy enfocada en mi carrera de actriz, estoy fascinada con el teatro. Pero en realidad la pasé espectacular en el Bailando. Amo bailar y aprendí un montón. Siempre fui consciente que no era tan funcional al show, pero lo disfruté porque lo tomaba como clases de danza y quería hacer la coreografía a la perfección.

¿No eras funcional aun siendo hija de un periodista con una ideología tan determinante? ¿Te costó no ser parte de las peleas políticas?
Nunca me relacionaron con la cuestión política de mi viejo. No tengo nada que ver con la política ni con el periodismo. No me entusiasma verme envuelta en esos temas. Creo que por eso fueron tan respetuosos conmigo.

Por último y a modo de invitación, ¿qué van a ver los cordobeses de vos en la obra?
Mi personaje trae la realidad a la obra. Es la hija de un juez que se viste de mujer. Si bien la obra no tiene que ver con la sexualidad sino con el mundo femenino en los hombres, el público ve ese mundo con cierta comprensión y luego entro yo en la segunda mitad y cambio totalmente el clima.

¿Te quieren o te detestan?
Mucha gente empatiza con el personaje pero otros no. Depende la cabeza que tenga el espectador y el momento que esté pasando.

La invitación: el elenco de "Casa Valentina" se presentará en Sala de las Américas, sábado 20 y domingo 21.

¿Qué opinas?