Las películas de Rosendo Ruiz cuentan no sólo con el beneplácito de la audiencia sino también con un "sabor" distinto a las demás de factoría local. De Caravana, Tres D y Todo el tiempo del mundo dan cuenta de eso, que seguirá confirmando (suponemos) Casa propia, el largometraje que Ruiz dirigió y estrenará a finales de este año o inicio del que viene.

Este cineasta, sin tiempos ni rigideces, se prestó a una charla sobre el vestuario y su incidencia en el producto final. Mirá lo que nos responde.



¿Cuán importante es la ropa de los personajes para tus películas?
Es un tema súper importante en la realización, junto al resto del rubro arte que integra la escenografía y maquillaje. Nosotros en general trabajamos con vestuaristas de Córdoba, con quienes acordamos algunos criterios y vamos de lo ideal a lo posible.

¿Cómo es el proceso?
Definimos estéticamente la película, hablamos con los vestuaristas y ellos hacen una propuesta. En toda película trabajamos con una profesional que debe leer el guión, entender el  mundo de cada personaje y encontrar la vestimenta adecuada sin exagerar. El hábitat hace al monte (risas). Una vez acordado todo sobre la ropa de los actores, se suele ver el armario personal de ellos para ver qué nos sirve de lo que tienen. Lo que no existe, se pide o se compra.

¿Y cuánto de tu presupuesto para una película va a vestuario?
En cualquier proyecto hay varios ítems para presupuestar y está el de vestuario junto con escenografía y maquillaje. Si bien son muchos los gastos en otras áreas, el de ropa y ambientación suele ser alto.

¿Cuánto limita o modifica la ropa que usen los actores tu trabajo como director?
Bastante. En algunas películas más que en otras. En la última obra que filmamos, por ejemplo, decidimos que no haya rojo en ninguna escena. La vestimenta tenía que ser coherente con esa concepción plástica, lo cual llevó cabeza y tiempo.

¿Puede complicar tu trabajo?
En montaje sí. Nos pasó en una peli-taller (Camping) que el vestuario fue un problema. Nos abusamos con los cambio de ropa del co-protagonista y luego no podíamos editar las tomas (risas).

Entonces la ropa puede completar o restar información…
Si, por supuesto. Tanto la vestimenta como la ambientación son herramientas y elementos para explotar. El vestuario es muy importante para una película

¿Cómo te preparás para presentar Casa propia?
Estamos en etapa de montaje y no sé cuánto tiempo me va a llevar. Me acomodo a las reglas de cada película; en todas me divierto y me ajusto a un plan de rodaje. Me interesa el cine, las propuestas de producción y demás, en cualquier escala. Hasta ahora, por suerte, me siento cómodo en todas las ligas.

  • Próximo estreno de Rosendo Ruiz: Casa propia, con fecha estimada para finales de este año.
  • Invitación: Maturitá que estrenará el 6 Abril de Cineclub Municipal Hugo del Carril.

¿Qué opinas?