Stephanie Demner cumple con los requisitos para ser una chica "imitable" por las adolescentes: es linda, simpática, trabaja como modelo, fue parte de revistas para adolescentes, está de novia con un instagramer muy conocido y ahora trabaja en la tele. Lo que ella "se hace" (a nivel estético) es imnediatamente imitado por otras chicas; Stephie lo sabe y asegura que es responsable con las redes: "tengo que tener cuidado con lo que posteo y aconsejo", dice.

Estuvo en Córdoba, invitada por Las Pepas para ser parte de Estilo Córdoba, el gran desfile de Córdoba Shopping, y aprovechamos para hablar con ella.


¿Cómo te llevas con el mundo “real” siendo una mujer tan relacionada a lo “virtual”?
Me fascina. Me divierte que me pidan fotos, que me saluden. Muchos jovencitos me conocen porque fui cara de Parateens muchos años. Me pone contenta poder charlar con todos, saludarlos e inclusive si suben una foto conmigo responderles.

¿Podés contestarles a todos?
Trato de hacerlo. Es difícil porque me llegan unos 300 mensajes por día, es complicado hasta verlos.

¿Cómo hacés con las notificaciones? ¿Te tildan el teléfono?
No tengo activadas las notificaciones porque es imposible, se me acabaría la batería del teléfono muy rápido y se tildaría siempre. De hecho si mi mamá me pone un like o me comenta una foto tampoco me entero (risas). Lo que veo es muy al azar.

¿Cómo empezaste en las redes?
Trabajo desde muy chiquita y siempre me identificaron como “modelo de Parateens”. Tengo seguidoras muy fieles y fui creciendo a la par de ellas.

¿Las chicas de tu edad son tus seguidoras?
Tengo seguidoras muy chiquitas, desde los 12 años, y otras de 30 o 35. Tengo de todo. Para cada una propongo cosas distintas: mientras a algunas les gustan más los sorteos, otras prefieren los tips de moda o belleza. Se van identificando los grupos con los tipos de posteo. Me pasa que cada tanto me escriben hombres y me piden contenido para ellos, pero no tengo.

¿Y qué les decís a los varones?
Que sigan a Grego (su novio, también instagramer) que es “bien hombre”: Messi, fútbol y milanesas (risas).


Volvamos a tus inicios en Instagram, ¿cómo empezaste a desarrollar tu cuenta?
Empecé probando, editando fotos... sólo lo usaba para divertirme. Mi juego era llegar a diez likes por foto ¡Imaginate! De repente empezaron a ser cien, mil y explotó. Todo fue muy progresivo.

¿Cuándo notaste el gran crecimiento?
En un viaje que hice, donde me subieron como 20 mil seguidores en una semana y dije “¿qué pasó?”.

¿Y qué pasó?
Nada, Instagram viralizó mis fotos. Son momentos en que la misma red te pone en la lupa. Justo en ese viaje estaba en bikini porque fui al Caribe, entonces llamaba la atención. Luego vinieron otros momentos y con los sorteos sumé muchos seguidores.

¿Cómo hacés los sorteos? ¿Enviás personalmente los premios?
Sí, hago todo yo. El otro día tuve que mandar un premio a Tucumán y pensé “en el lío que me metí” porque tuve que ir hasta el correo (risas). Pero como no me gusta dejar gente afuera, participan chicas de cualquier lugar del país. Me gusta que sea así porque mis seguidoras se lo merecen: son tan fieles y amigas que me sorprenden día a día.

Así como te siguen a vos, te imitan y te leen, ¿sos seguidora de alguna influencer?
¡Sí, de Chiara Ferragni! La amo, creo que es lo que le pasa a las chicas conmigo. No es la que tiene más seguidores tiene pero es hipnótica, cuando entro a ver su perfil no puedo parar de mirar las publicaciones y lo que tiene me gusta: quiero su vida, quiero sus cosas, todo (risas). Eso me dicen a mí y las entiendo.

¡Qué responsabilidad!
Sí, cuando me pongo a pensar me asusta un poco; me intimida al momento de pensar qué postear y qué no. Trato siempre de usar productos naturales y dar consejos sanos porque mis seguidoras van y lo hacen.

¿Te llamaron alguna vez los políticos?
No, jamás. No creo que lo hagan igual porque no es mi estilo.


El fetiche de Stephanie

La (ahora) colorada se asume fanática total de los zapatos: "No sé qué nos pasa a las mujeres con los zapatos pero no puedo parar de comprar. Nunca son demasiados. Debo tener 400 pares que guardo entre la casa de mis viejos y casi todo el cuarto de casa, es casi una adicción. Encima no los guardo en caja asique los pierdo todo el tiempo. Grego me quiere matar, es un delirio", cierra.

 

Su llegada a la tele

Esta jovencita es parte del programa Con amigos así, que sale por canal KZO conducido por Pollo Álvarez junto a Pico Mónaco y Mariano Zavaleta, con la compañía de la modelo Anto Macchi. Recordemos que esta jovencita fue pareja durante algunos años del tenista Juan Martín del Potro, lo cual la expuso a través de la pantalla chica.

¿Qué opinas?