Sacos rígidos abiertos que descubren escotes profundísimos, blusas y bodies adherentes, corpiños llevados como tops y drapeados que contornean el cuerpo. La colección verano 2018 que Tom Ford presentó en la Semana de la Moda de Nueva York (NYFW) -que se desarrolla hasta el 13 de septiembre- fue una combinación de las variables que le texano mejor sabe manejar: sensualidad y sofisticación. 

Los ambos con sacos entallados, pantalones anchos y escotes en V remitieron directo al estilo con el que el mismo diseñador sacudió, en los años '90, el polvo a la marca italiana Gucci, convirtiéndola en una etiqueta fetiche y, consecuentemente, en un formidable éxito de ventas. Para sumar glamour a su desfile, Ford subió a la pasarela a las top que reinan en redes: Gigi Hadid y Kendall Genner. La argentina Mica Argañaraz también deslumbró en sus pasadas. 

 

¿Qué opinas?