1

Asimétricos

Las asimetrías vienen renovando los ruedos y las terminaciones de remeras y camisas, que desde hace un par de temporadas se prensentan con largos diferentes en sus partes traseras y delanteras. En el verano, predoniman los asimétricos transversales sobre los costados: a un lado de la falda como en este vestido, o sobre algunos de los hombros en en el caso de los escotes. El vestido suma otro detalle de tendencia que sigue vigente: la paleta que va del amarillo al mostaza.  

Fotos: todas son de Uma. 

2

Rayas y batas

El estapado a rayas en tonos azules seguirá vigente en el verano, como una de las infinitas versiones en que se presenta el color azul. Los trajes pijama también se renuevan y la bata, que hizo su aparición tímida tiempo atrás, continúa su derrotero ganando espacio al kimono. 

3

Mangas

Las mangas son protagonistas este verano, ya que se cargan de detalles de diseño. Argollas y elementos que remiten a la indumentaria del mundo del trabajo o deportiva; volúmes o volados. 

4

Metal

Las texturas metalizadas siguen vigentes, en diferentes tonos. La chaqueta corta y en cuerpo brillante, un hit. 

5

Remera + tajo

Las remeras blancas con leyenda de todo tipo -las feministas a la cabeza- son un básico de la temporada. Los tajos aportan sensualidad a las faldas largas. 

6

Pantalón con volados

Un modelo nada fácil pero que gana más fuerza: pantalón por sobre el tobillo, que termina en amplios volados (en algunos casos asimétricos). En este caso en cuero. 

7

Falda son solapa

La pollera corta, asimétrica y con tiras y "solapa" que cierra sobre el frente promete replicarse. En las pasarelas europeas se replicó en varias colecciones, como la de la etiqueta que encarga na elegancia relajada y cool de las francesas: Isabel Marant. 

8

Hombros

La moda sigue focalizando en los hombros como zona erógena, y los mantiene descubiertos tal como lo hizo el verano pasado. Sin embargo, esta temporada los escotes horizontales suman breteles y se renuevan con detalles extra.

9

Escote profundo

El llamado "escote en V" que se abre hasta bien debajo de la altura del busto está presente en todos lados: vestidos, bodies, trajes de bajo, vestidos de fiesta. Un toque sexy que estiliza. 

10

Sin talón

Los mules conservan la vigencia de la que ya gozaron en el verano anterior y sobre todo este invierno 2017. Suman cordones en algunos casos, y se siguen poresentando enriquecidos con bordados. 

¿Qué opinas?