1

Salen collares, entran aros

Luego del reinado por algún tiempo de los maxicollares, el foco sube del cuello a las orejas: los aros son “él” accesorio de este verano, y se quedarán a pasar el invierno. ¿Cómo se usan? Grandes, con formas geométricas -son un verdadero furor-, y el modo más trendy: en un solo lóbulo o jugando con diferentes tamaños en cada oreja. 

Celebrities como las protagonistas de las Estrellas y la propia Pampita son cultoras tempranas de esta tendencia que se vió en todos los desfiles del BAFWeek, en marcas comerciales y de autor. 

Fotos. Aros de corcho en Nido, la colección de Juana Della Paolera y Carolina Ceballos; y en plástico de colores, de Kosiuko. Debajo, en la propuesta de los nuevos diseñadores de la plataforma Prisma, impulsada por la UADE.

 
 

#BAFWEEKBackstage - #UADEPRISMA

Una publicación compartida de BAFWEEK OFICIAL (@bafweekoficial) el24 de Ago de 2017 a la(s) 1:35 PDT

2

Silueta sexy: bodies y un hombro

La década del ´90 sigue presente como inspiración para los diseñadores, incluidos aquellos que crean sus colecciones sin escuchar los designios de mercado y las sacrosantas “tendencias”. Igualmente, el clima estético que reina en la moda y en la cultura los influye, y muchas veces alínea algunos de los rasgos de sus colecciones a lo que reina en temporada. 

Un ejemplo es la silueta sexy y al cuerpo que refiere a la citada época –trabajada en telas adherentes como lycra-, y que aparece con fuerza como alternativa a la tendencia oversize, que sigue vigente. 

Tops ceñidos que dejan ver la panza – se usan con pantalones de cintura alta-, bodies y la omnipresencia del escote que descubre un solo hombro. 

Foto. Tres propuestas de autor. Vestido amarillo de Bestia; top y pantalón ceñido de Alen y bodie de Umbral.

 

Purple rain @josefinalen

Una publicación compartida de ALEN (@alenbsas) el27 de Ago de 2017 a la(s) 8:10 PDT

3

Llegan las medias (para quedarse)

En el hemisferio norte ya se insinúan como tendencia: las medias protagonizan un regreso con gloria, y amenazan invadir toda clase de outfits. Los "soquetes" de red se apagan para dar paso a otra versión: medias de estilo deportivo casi la rodilla -refieren a aquellas "futboleras" blancas de los años´90- que se suman a trajes y vestidos; y las blancas de algodón o toalla que se llevan con stiletos.

Por su parte, las de streech de colores -con el rojo a la cabeza- se usan con sandalias. Estas últimas se imponen entre los zapatos del verano 2018: en modelos de líneas simples -una sola tira cruzada sobre el empeine del pie- , de colores, gamuzadas y con cordones que se sujen al tobillo.

Foto: medias rojas y sandalias en el desfile de Las Pepas; blancas y verdes en el de Paula Cahen D`Anvers. Debajo, la propuesta de Alen. 

 

Una publicación compartida de ALEN (@alenbsas) el24 de Ago de 2017 a la(s) 7:45 PDT

4

Ruedos asimétricos y silueta oversize

Proponer prendas que implican una deconstrucción de otras clásicas como la camisa es una labor que fascina al diseño del autor, animado por la experimentación. Pero desde hace tiempo esta práctica es una tendencia que también invade el mainstream de la moda. 

Las asimetrías son un derivado de este trabajo que mezcla juego y funcionalidad: ruedos desiguales -con énfasis en delantera-, solapas que se desarman y caen en volado, prendas que habilitan doble uso, diagonales. Mucho de eso se vio sobre pasarela. 

Fotos. Propuestas de Alter, Kosiuko y Nod. 

5

Latinoamérica y Caribe

La cultura latina alimenta la creatividad e inspira a los diseñadores resultando en lecturas muy diferentes, pero trazando una línea que vincula horizontalmente colecciones. Mientras que marcas comerciales como Clara (vestido verde) proponen una versión más convencional, por ejemplo, en estampas tropicales; otras etiquetas de autor como Mila Kartei ensayan una apropiación mucho más personal. Su colección incluyó prendas como esta campera corta (el modelo es uno de los abrigos del verano) con aplique de bordados bolivianos, estampas ilustradas con frases de Frida Khalo y referencias a la cumbia. Toques étnicos pero en versión sofisticada y lúdica. 

Por su parte, el desfile de Las Pepas, tuvo hasta bailarines de merengue y modelos provistas de maracas. 

6

Paleta: lila, amarillos, rosa, fuscia y azul

Así podría sintetizarse la paleta del verano 2018. La mayoría de las colecciones -comerciales y de autor- tuvieron alguna presencia del amarillo o sus primos, como el mostaza. Lo mismo sucedió con el fucsia, en total look o combinado con rojo o naranja

El lila es otro color que llega con fuerza, y el rosa mantiene su protagonismo; al igual que el azul, convertido casi el un nuevo negro. 

Fotos. Conjunto amarillo Nous Etudions, vestido lila Clara y conjunto Las Pepas. 

7

Colas de caballo

Por lejos, en el estilismo de los desfiles del BAFWeek se impuso el pelo recogido, despejado del rostro y ceñido con efecto wet en muchos casos. ¿El modo favorito de peinarlo? La cola de caballo. Adornada con hebillas o con recogido invisible, y más bien baja, sobre la nuca. Las trenzas tirantes -variaciones de las boxer baird, por ejemplo- también son tendencia. 

Foto de arriba: Clara. 

 

8

Traje: cruzados, tobillo al aire

Este clásico que cada temporada presenta sus versiones hizo lo propio sobre la pasarela del BAFWeek. La silueta que se impone es amplia. Este verano se insinúa como antesala para la irrupción generalizada del power suite: saco amplio, cruzado y con hombreras, una tipología que refiere directo de los '90. Las Pepas lo presentó monocolor -una versión que también apareció en otras pasarelas, sobre todo en fucsia- y Paula en monoestampa. 

Marcas de autor como Nous jugaron con volados y deconstrucciones. También se vieron trajes al cuerpo. ¿El pantalón del verano? Amplio, de cintura alta y con largo modular por encima del tobillo. Otras dos versiones de pantalón muy vistas

  1. Pantalones con tira a contratono en el lateral, aplicada desde la cintura hasta el ruedo (refiere a los pantalones deportivos, y sintoniza con la omnipresente desde hace varias temporadas "tendencia athleisure")
  2. Pantalones "pata de elefantes" con costura interna abierta en el tramo inferior. Nous y Jazmin Chebar fueron algunas de las marcas que los mostraron.   

Foto. Las Pepas, Nous Etudions, Paula Cahen D'Anvers y Kosiuko. 

9

Vestidos fantasía: largos, transparentes y bordados

Se usan sobre ropa interior, shorts o jeans. Los vestidos amplios, de falda hasta los pies enriquecidos con apliques y bordados se multiplicaron en marcas de perfil muy diferente. Para día o noche, son una prenda clave del verano. 

Fotos. Con detalles en fieltro de Umbral. Con saco rojo, de Ginebra y en lila, de House of Matching Colours. 

10

Volados y panza al aire

Los volados sigue siendo furor, aunque se desplazan de territorio sobre las prendas repecto de verano anterior y el envierno. Aparecen en mangas, trazando diagonales, sobre solapas y en ruedos asimétricos. También en tops, una prenda que afianza su protagonismo en múltiples versiones este verano, ya que se lleva muy bien con la cintura alta que se impone en pantalones y polleras.

Foto. Vestido amarillo Margo Baridón, top fuscia Las Pepas, conjunto rojo Blackmamba, azul klein de Nous Etudions y mono blanco de Blackmamba.  

¿Qué opinas?