1

Cucharita o algodón

Cuando tu despertar muestra frente al espejo los ojos súper hinchados, existe una vieja técnica que supone dos cucharitas o un poco de algodón húmedo y mucho frío.

El hábito es simple: ponés durante algunos minutos dos cucharitas en el congelador y las apoyás levemente sobre tus ojos. Las cucharas pueden ser reemplazadas por dos bollitos de algodón mojados con alguna loción hidratante. ¿El resultado? Deshinchamiento inmediato.

El frío ayuda a una vasoconstricción y provoca una aceleración del riego sanguíneo, por lo cual deshincha los párpados.

2

Hábitos alimenticios

Para colaborar con el efecto de “mirada joven y fresca” hay dos cosas que deberíamos intentar: consumir menos sal y comer más frutas o verduras.

Menos sal: este producto refinado (como lo comemos y usamos normalmente para cocinar) hace retener líquido y eso influye en los ojos. Además, los productos enlatados, procesados o embutidos entran en esta lista, más allá de la sal “en sí”. Evitar su consumo, además de colaborar con nuestra salud en general, ayuda al objetivo estético que nos interesa.

Más frutas y verduras: sabemos que son saludables, pero en este caso suman en efectividad. Al estar compuestas por un gran porcentaje de agua, las frutas y las verduras nos permitirán mejorar nuestro despertar. ¿Los indicados? Pepino, sandía, apio y remolacha.

Los pepinos contienen mucho porcentaje de agua y también contienen azufre y silicio que son dos minerales de belleza.

3

El maquillaje a tu favor

Ampliar tud ojod con pestañas más arqueadas puede hacer que se vea más joven tu mirada. Para eso podés usar el clásico arqueador de pestañas antes de maquillarte, siempre realizando el movimiento desde la raíz.

Detalles con delineador blanco: si bien es una tendencia de maquillaje de este 2017, también es recomendable más allá de la moda. Un buen toque de luz en los ojos hace que parezcan menos cansados y más brillantes. Lo recomendable es “blanquear” los puntos de unión del ojo o márgenes inferiores.

Atendé tus cejas: cuando están bien definidas ayudan a que los ojos parezcan más grandes y menos cansados. Las cejas anchas ayudan a dar más frescura y juventud, mientras que las muy depiladas generan el efecto opuesto. ¿Un dato más? Cepillá suavemente tus cejas y súmale algún maquillaje especial marrón claro para darles volumen.

4

Un extra

Si sos fanática de las gaseosas, deberías repensarlo porque para deshinchar nuestra mirada existen determinadas bebida que no suman.

Las bebidas que no: las gaseosas (tengan o no azúcar), el alcohol y el café.

Las bebidas que sí: agua, al menos dos litros por día.

La deshidratación es una de las principales causantes de los ojos hinchados. Si no tomás agua (limpia, no en infusiones) la cara y los ojos se suelen inflamar.

¿Qué opinas?