1

Los errores más comunes

El error está en no sentirse bien con uno mismo, por eso todo empieza desde adentro: "vemos a las blogueras en las primeras filas de los desfiles, vestidas impecables y los de afuera que las miramos decimos ´¿qué se pusieron?´ ¡jamás me pondría ponerme eso! Pero a esa persona, le queda bien", explica Angie.

El primer error es no entender quién es uno, qué quiere comunicar y a qué se dedica: "el estilo de vida tiene mucho que ver con lo que uno busca expresar".

Luego, no conocer nuestro cuerpo es otro grave punto: "Saber qué viene bien para la luz de la cara, los largos que hacen ver más alta, etc".

En esta línea existen tres errores que deberíamos evitar:

  1. No saber quién sos y qué querés comunicar.
  2. No conocer el cuerpo, el físico.
  3. No saber que en los clásicos están los mejores aliados

"Si no sabés qué ponerte, usá un vestido negro. Si no sabés qué usar, ponete un lindo suéter con una camisa de seda blanca", asegura Angie.

2

Cosas para dejar atrás

Angie Taddei nos explica que existen algunas diferencias entre el estilo de las mujeres latinoamericanas, y las demás. "Somos tan alegres que no nos tomamos todo tan en serio. Somos animadas, inigualables. Definitivamente somos distintas, y nuestro cuerpo es muy variado, explica. 

¿Qué costumbres deberíamos olvidar las mujeres latinoamericanas?
El uniformarnos. Estamos todas muy iguales y eso resulta aburrido y carece de personalidad.

¿Deberíamos seguir las tendencias?
Seguir las tendencias a raja tabla también es una costumbre que habría que dejar pasar porque eso justamente hace que estemos todas idénticas (y no a todas nos queda todo bien). El simple hecho que “esté de moda” no significa que sea favorecedor.

Listado de cosas que, entonces, deberíamos dejar atrás

  1. La ropa muy ajustada o transparente: siempre es mejor sugerir y no mostrar demás.
  2. Errores de maquillaje: si es de día, tiene que ser natural; el smokey eye negro hay que dejarlo para la noche.
  3. Confundir la comodidad con el vestir mal: podés estar cómoda, linda y presentable.
  4. Las prendas que están "viejas" o en mal estado, o nos hacen sentir incómodas.

3

Los consejos de una especialista

La mujer de la foto en Angie, quien nos dará más claves para tener en cuenta cuando decidimos cambiar nuestro estilo. ¡Anotá!

"La ropa habla por uno mismo", dice Taddei.

  • Si tenés poco presupuesto, tené en cuenta que los grandes diseñadores marcan las tendencias pero las low cost las imitan o siguen. Lo que “está de moda” mejor comprarlo en esos lugares más baratos.
  • Invertí en piezas de calidad como un buen jean, un blazer o un suéter de cashemere que duran para siempre.Mezclar estos básicos e ir intercalando looks; zapatillas blancas, esos jeans que quedan bárbaro, acompañados por un blazer es un conjunto atemporal.
  • Hay que tener en claro que las tendencias son engañosas, y no todos los físicos son adaptables a ellas.
  • Pensá siempre qué querés comunicar y cuál es tu esencia y personalidad ante todo: la ropa habla por uno mismo.

¿Qué opinas?