1

Otra galaxia

"Empecé a tejer de chica: con dos agujas hacía ropa para mis muñecas. Era algo normal en casa, mamá tejía y hacía manualidades. La abuela cosía, la otra abuela tejía. De grande volví a tomarle el gusto al tejido cuando quedé embarazada de mi hijo, y lo hacía para él", cuenta Laura Quignard.

Por eso en 2012, y luego de llevar adelante varios años en paralelo su trabajo como empleada de comercio y su emprendimiento de tejido artesanal (Maquis) se decidió a apostar por el segundo, y renunció al primero. 

“Fue una larga lucha interna entre lo que disfrutaba y lo que me daba un sueldo”, confiesa Laura. 

Muñeca de la foto. Princesa Leia, Guerra de las Galaxias. 

2

Una canción

Empezó tejiendo accesorios (gorros, bufandas). Y rápidamente descubrió el mundo de los amigurumis: son animales y seres en miniatura tejidos en crochet, con una técnica japonesa. 

“Los primero que hice fueron chanchitos, pulpos y algunas figuras que tenían que ver con mis gustos, como el ‘submarino amarillo’ de la canción de los Beatles”, dice Laura. 

Muñeca de la foto. Penny Lane, inspirada en la canción de Los Beatles. 

3

Mujer power

Con el paso del tiempo y el mayor manejo de la técnica, el universo de muñecos tejidos de Laura evolucionó. Las figuras iniciales dieron paso a otras humanizadas, de mayor tamaño y con alto grado de detalles. 

Primero fueron conejos con brazos y piernas, por ejemplo; y más tarde se desplegaron en personajes de culto que gustan a grandes y chicos. 

“Tejo con hilados de algodón, porque son resistentes, lavables e hipoalergénicos. Y los relleno con vellón siliconado”, explica sobre sus muñecos. 

Muñeca de la foto. Mujer Maravilla.

4

Un "superartista"

Muchos de los personajes nacen de mis gustos, y otros porque la gente me hace pedidos. A Salvador Dalí, por ejemplo, lo hice a pedido de un amigo pintor.

“Él quería su súper héroe personal, y como buen pinto para él era Salvador Dalí”. 

A David Bowie lo hice porque me gusta su música y también la estética poderosa que tenía. 

Muñeco de la foto. Salvador Dalí 

5

Una leyenda

Además de los muñecos, desde Maquis Laura vende accesorios tejidos. Al otro 50 por ciento de su tiempo lo invierte en dictar talleres de tejido, compartiendo todas las técnicas que en base a aprendizaje autodidacta y mucho empeño logró dominar: croché, tejido a dos agujas, telar, fieltro, bordado. 

“Tres días a la semana doy talleres, tengo nueve grupos diferentes de alumnas. Es un ambiente hermoso para trabajar, lo disfruto muchísimo”, asegura. 

Muñeco de la foto. David Bowie

6

Niño mimado

En su casa, Laura armó el taller donde realiza sus productos. Es un espacio de creatividad donde puede trabajar cómoda. 

“A los muñecos me los compran mucho los chicos, pero también los adultos. Cuando se trata de un personaje que aman o admiran valoran mucho el objeto y están dispuestos a comprarlo sin mirar el precio”.

Muñeco de la foto. El Principito.

7

Superhéroe clase B

“No me gusta tejer personajes muy comerciales. Hacer por ejemplo un Minion o a Pepa Pig. Me aburre si no puedo poner mi toque, o si no sintonizan con mis gustos. A la Mujer Maravilla la hice porque es mi personaje favorito, y a Batman porque me  pedían un superhéroes y es el que más me gusta. También lo hice a Deadpool, que es medio bizarro”. 

Muñeco de la foto. Deadpool

8

Murciélago

Con sus muñecos, Laura participa de ferias, vende a pedido por las redes sociales despachando a todo el país (envió gratis a Córdoba Capital) y también en tiendas de diseño de la ciudad de Córdoba (como Punapon y Pambokids). El precio está en torno a los $300. Esta es la fan page de Maquis, y esta su cuenta de Instagram. A su web oficial podés entrar acá.

Muñeco de la foto. Batman

9

Pies en el aire

"Cinco años despúes de haber apostado a mi propio emprendimiento, puedo decir que vivo de él. Y tengo la expecativa de que siga creciendo", asegura Laura. 

Muñeca de la foto. Bailarina

10

¿Y ahora?

Laura asegura que el elenco de personajes que salen de sus agujas parece tener vida propia, y nunca va a parar de sumar nuevos miembros. ¿Quién se viene...? Se abren las apuestas...

¿Qué opinas?