Gustavo Samuelian es el creador de la marca, que en un inicio se llamó Divina Bolivia y hoy es sólo Bolivia. El Divina quedó más tarde para la línea femenina, aunque muchas mujeres ya usaban la marca (por la variedad de productos unisex diseñados).

El mismo Samuelian fue quien programó este evento de presentación de “The Gipsy Family” que, en términos de los más teens, fue súper copada. Esta campaña fue mostrada sin desfile, no hizo falta. El Dj cordobés CJ Carballo tocó en vivo para generar clima, varias mesas estuvieron dispuestas al placer con quesos y fiambres, y los percheros abiertos mostraron las nuevas prendas.

“La idea es tomar cosas comunes de la vida y ponerlas en un producto”, dijo el creador de Bolivia.

No es sorpresiva la propuesta, pero sí hubo mucho acento en los productos de Divina, basados en el concepto rock de la moda. Denim, lino, cueros, tachas, pines y bordados son la muestra de un giro consistente (en ambas líneas) de esta firma nacional.

 

Musa en la presentación de temporada primavera/verano de @boliviacordoba y @dbdivinabolivia en @cordobashopping

Un vídeo publicado por Musa Argentina (@musa_argentina) el7 de Sep de 2016 a la(s) 3:01 PDT

Tal como relató Samuelian, el nombre está ligado a su historia personal, e igual que con el nombre, la marca es conceptualmente jugada, rockera y por momentos cotidiana. “Bolivia y Divina son marcas sin edad”, dijo Gustavo.

 “Todos tenemos onda, es cuestión de buscarla y explotarla”, dijo el dueño de la marca.

La modelo que es Dj

Nat Cekauskas es la cara de nueva campaña de Bolivia. Es modelo, Dj, tatuadora y creadora de The Gipsy Family, un local que expresa la vida gitana de ella y su familia. Ella nos cuenta todo y más.

¿Cómo llegaste a ser la cara de Bolivia?
Nos conocimos con la marca en la temporada de invierno, donde trabajé como modelo, y pegamos buena onda. Ahí les comenté que tenía un estudio de tatuajes y eso generó que quisieran luego usarlo para la nueva campaña. Me encantó la idea de nuclear todo. “The gipsy family” tiene que ver con la esencia de mi familia, donde empezamos de abajo pero no de una forma hippie sino más bien gitana. Nos movemos en caravana y eso le gustó mucho a los chicos de la marca. El concepto quedaba bien para pensar una producción.

¿Cómo definís la nueva colección?
Para empezar la marca es muy personal, no había algo así. Lograron ensamblar en un producto los gustos de personas que son parte de diferentes tribus o submundos. Bolivia y Divina le dan la posibilidad de tener onda a gente que no la tiene. Con esta marca podés comprar onda.

¿Qué prenda recomendás?
¡Todo! De hecho uso mucha ropa de Bolivia, y hasta el pantalón que tengo puesto es de hombre. Si te dijera qué recomiendo debería decirte que te lleves todo: lo de hombre y lo de mujer (risas).

¿Qué opinas?