Espiritual, naturista, muy vinculada con la meditación y la energía terrestre; así vive su nueva etapa de vida Liz Solari. La adaptación desde chiquita a los cambios de colegios, de ciudades y las conexiones con personas de diferentes culturas hizo que esta mujer sea de todos lados (o de ninguno) y pueda desarrolar como pocos el proceso de remediación. Creció en el campo,
cerca de Rosario, pero nació en Colombia –aunque podría haber sido en Méjico- y vivió en varios países desde entonces. Sobre ese y otros temas hablamos en esta nota que busca ser un viaje hacia adentro y afuera de los deseos de una Liz Solari híper conectada consigo misma.

“Deseo inspirar a otros para que sean sus mejores versiones”, dice Liz.

Naciste en Colombia, vivis la mitad del año en Italia, te sentís argentina… ¿Cómo es es tu relación con los lugares?
Nunca fui de sentirme de un lugar sino más bien de pensar que todos somos una gran familia. Me pasa con los humanos, con los animales e incluso con el planeta tierra. Siempre logro conectar profundamente con cualquier lugar al que viaje.

¿Es parte de un trabajo espiritual?
Es un camino que fui y sigo transitando, que tiene que ver con conectar conmigo misma.

¿Tu tatuaje del tercer ojo en el brazo responde a eso?
Representa justamente el tercer ojo, que es nuestra intuición. Las personas viajamos a través de ese ojo y de todas las cosas que llegamos a saber a través de nuestra intuición y no de nuestra mente. Mi filosofía de vida es dejarme llevar por la intuición, sentir y decir “esto sí, quiero o eso no quiero”. Escucharme a vos misma y darle espacio a eso.

Qué paradoja que te descubren en un scouting al que no querías presentarte, ¿tu intuición te decía otra cosa?
En realidad tenía prejuicios con el modelaje. En ese momento tenía 17 años y estudiaba traductorado de inglés, no me imaginaba en ese mundo. Y respondiendo a tu pregunta, si bien no fue buscado –porque estaba acompañando a una amiga- naturalmente era algo que estaba predestinado a sucederme; ese comienzo incidental me abrió un montón de posibilidades hermosas. Uno muchas veces proyecta ciertas cosas y la vida nos va ubicando. Tenemos que estar abierto a lo que la vida fluya.

Finalmente, ¿tu amiga quedó en ese scouting?
¡No! (risas) Ella no quedó pero quizá ese no era su destino.

Elegiste el cine, ¿es difícil hacerlo?
No sé si es difícil pero influye que en Argentina no se hace tanto, aunque está creciendo de a poco. Yo acabo de hacer mi primer protagónico de Estados Unidos y acá se está por estrenar Soy tu karma. Hice además series como Estocolmo para Netflix y otras películas en Italia.

¿Y vas “mechando” el cine con el modelaje?
Claro. Elegí eso por un tema de tiempos personales. Quiero seguir relacionada con Italia, donde me desarrollo actoralmente, pero sigo con la moda y ahondando en mi conocimiento personal.

“Uno muchas veces proyecta ciertas cosas y la vida nos va ubicando. Tenemos que estar abierto a lo que la vida fluya”, asegura la modelo y actriz. 

¿Cómo surgió la idea de abrir tu propio canal de Youtube?
Lo abrí hace pocos meses, se llama Inner Journey with Liz Solari y lo hago en mis tiempos libres donde cuento mis experiencias. Invito a todas las personas a participar para compartir los aprendizajes que me ayudaron llevar adelante mi vida, tanto lo más difícil como lo más divertido. Enseño técnicas de meditación, simples y cortas, paso recetas de comida no violenta y  saludable, entrevisto amigos de la vida y charlo con gente que está en el mismo camino. Deseo inspirar a otros para que sean sus mejores versiones.


El vestidor de Liz

“Imposible definir mi vestidor (risas). Tengo cada vez menos cosas y de mejor calidad. Es difícil describirlo porque no tengo un estilo único o rígido, me gusta jugar porque la ropa está para eso: son disfraces que vamos usando. Un día nos sentimos más rockeras y va todo en cuero, y otros días estamos más clásicas y vamos por la camisa blanca (risas)”.

¿Orden o desorden?
No soy muy ordenada pero tampoco la locura de desorden. La pila de ropa siempre llega en un momento de la semana (risas). Cuando está repleto de ropa usada de repente se ordena todo junto de vuelta y que da hermoso. Estoy en un término medio de orden.

Datos que tal vez no conozcas de Liz

  • Nació en Barranquilla, Colombia
  • Es hija del entrenador de fútbol Eduardo Solari y hermana del exjugador Santiago Solari
  • Estudió traductorado de inglés
  • Es vegetariana
  • No usa productos de cuero ni piel animal
  • Vive entre Italia y Argentina
  • Trabajó en películas de Hollywood
  • Tiene tatuado un tercer ojo en su brazo izquierdo
  • Medita a diario

¿Qué opinas?