Habían pasado solo unos minutos desde que Melania Trump apareciera durante la asunción de su marido como presidente de los Estados Unidos y todos los medios y las redes sociales ya gritaban a los cuatro vientos que la primera dama estaba "imitando" a Jackie Kennedy.

Para la ocasión, Melania llevaba un vestido azul de Calvin Klein con un saco y guantes a tono. Un look bastante similar al que vistió su predecesora en la asunción de John F. Kennedy en 1961. 

Las sospechas se convirtieron en certezas cuando, sólo unas semanas después, la mujer de Trump apareció en el aeropuerto de Palm Beach luciendo un pantalón blanco palazzo, una camisa negra y unas gafas de sol XXL. El outfit era llamativamente idéntico a uno que usó Jackie Kennedy en el mismo aeropuerto pero en el año 1973. A partir de ahí, ya la opinión pública hablaba de un "homenaje" de Melania hacia su predecesora.

Los parecidos se siguieron repitiendo, y la incógnita está aún vigente. ¿Casualidad o planificación absoluta?

 

Temas

#Moda

¿Qué opinas?