Acompañando a su marido que llegó a cerrar la campaña, la primera dama estuvo en Córdoba. ¿Su look? Juliana Awada apostó a una versión de su “uniforme electoral”, el tipo de outfit sport pero siempre con toque canchero que vistió en las últimas semanas toda vez que se sumó a un acto “popular” de pequeña o mayor escala. 

El punto fuerte de su vestimenta estuvo en sus pies: un par de zapatillas de tipo más deportivo que urbano en color rojo intenso, que combinaban con su camisa de seda roja de cuello mao. El colorado sintonizaba además con otro punto fuerte de su look: el abrigo de estilo militar con ribetes rojos, una clase de prenda que es tendencia. Las zapatillas podían lucirse a pleno favorecidas por el largo del jean raw que llevaba Juliana, por encima de los tobillos. 

 

 Juliana completó el look con el pelo en una de sus clásicas coletas “desprolijas”, maquillaje muy sutil –casi imperceptible- y su Rolex como único accesorio. Según trascendidos, estaba previsto que subiera al escenario a darle a su marido uno de los intensos besos que suele dedicarle (el de mayor repercusión fue aquel apasionado al cierre del debate con Daniel Scioli) una vez que él terminara su discurso, pero alguna desinteligencia en la organización del acto desactivó el plan. 

¿Qué opinas?